Juegos de palabras
Está en > Juegos de palabras > Abecedario > Juegos de palabras relacionados con el abecedario > Abecegramas

ABECEGRAMAS

CONCEPTO DE ABECEGRAMA.-

Los abecegramas son frases cuyas palabras se disponen en orden alfabético. Es decir, la primera palabra de la frase comienza con A, la segunda con B, la tercera con C y así sucesivamente hasta la última palabra que comenzará por Z.

«Anoche brillaron cerca, chispeantes, dos estrellas fugaces; gravitaban hermosas iluminando juntas kilométricos lugares; llevaban mágicos negros ñublos; originaban planetas que relucían surcando tenues universos,... vertiendo wolframio, xenón y zafiros».

Francisco Briz Hidalgo, Juegos de palabras.


En la literatura española de los siglos XVI y XVII fueron utilizados por Cervantes y Lope de Vega con la denominación de «abecé».

En el Quijote se explican con un abecé las cualidades que debe tener un enamorado:

(...) vive con contento y satisfación de que, ya que caíste en el lazo amoroso, es el que te aprieta de valor y de estima, y que no solo tiene las cuatro eses* que dicen que han de tener los buenos enamorados, sino todo un abecé entero: si no, escúchame, y verás como te le digo de coro. Él es, según yo veo y a mí me parece, agradecido, bueno, caballero, dadivoso, enamorado, firme, gallardo, honrado, ilustre, leal, mozo, noble, honesto, principal, quantioso, rico y las eses que dicen, y luego, tácito, verdadero. La x no le cuadra, porque es letra áspera; la y ya está dicha; la z, zelador de tu honra.
Rióse Camila del abecé de su doncella (...)

* las cuatro eses son «sabio, solo, solícito y secreto».


En la escena IX del primer Acto de «Peribáñez y el Comendador de Ocaña» de Lope de Vega, Casilda y Peribáñez expresan mediante un «abecé» que se ha denominado «el abecé de los recién casados» cómo les gustaría que fuera su amor:

PERIBÁÑEZ. Casilda, mi amor merece
satisfación de mi amor.
Ya estamos en nuestra casa,
su dueño y mío has de ser;
ya sabes que la mujer
para obedecer se casa;
que assí se lo dixo Dios
en el principio del mundo,
que en esso estriban, me fundo,
la paz y el bien de los dos.
Espero amores de ti
que has de hazer gloria mi pena.

CASILDA. ¿Qué ha de tener para buena
una mujer?

PERIBÁÑEZ. Oye.

CASILDA. Di.

PERIBÁÑEZ. Amar y honrar su marido
es letra deste abecé,
siendo buena por la B,
que es todo el bien que te pido.
Haráte cuerda la C,
la D dulce y entendida
la E, y la F en la vida
firme, fuerte y de gran fe.
La G grave, y para honrada
la H, que con la I
te hará illustre, si de ti
queda mi casa ilustrada.
Limpia serás por la L,
y por la M maestra
de tus hijos, cual lo muestra
quien de sus vicios se duele.
La N te enseña un no
a solicitudes locas;
que este no, que aprenden pocas,
está en la N y la O.
La P te hará pensativa,
la Q bien quista, la R
con tal razón, que destierre
toda locura excesiva.
Solícita te ha de hazer
de mi regalo la S,
la T tal que no pudiesse
hallarse mejor mujer.
La V te hará verdadera,
la X buena christiana,
letra que en la vida humana
has de aprender la primera.
Por la Z has de guardarte
de ser zelosa; que es cosa
que nuestra paz amorosa
puede, Casilda, quitarte.
Aprende este canto llano;
que, con aquesta cartilla,
tú serás flor de la villa,
y yo el más noble villano.

CASILDA. Estudiaré, por servirte
las letras de esse abecé;
pero dime si podré
otro, mi Pedro, dezirte,
si no es acaso licencia.

PERIBÁÑEZ. Antes yo me huelgo. Di;
que quiero aprender de ti.

CASILDA. Pues escucha, y ten paciencia.
La primera letra es A,
que altanero no has de ser;
por la B no me has de hazer
burla para siempre ya.
La C te hará compañero
en mis trabajos; la D
dadivoso, por la fe
con que regalarte espero.
La F de fácil trato,
la G galán para mí,
la H honesto, y la I
sin pensamiento de ingrato.
Por la L, liberal
y por la M el mejor
marido que tuvo amor,
porque es el mayor caudal.
Por la N no serás
necio, que es fuerte castigo;
por la O sólo conmigo
todas las horas tendrás.
Por la P me has de hazer obras
de padre; porque quererme
por la Q, será ponerme
en la obligación que cobras.
Por la R regalarme,
y por la S servirme,
por la T tenerte firme,
por la V verdad tratarme;
por la X con abiertos
braços imitarla ansí.

(Abrázale)

y como estamos aquí
estemos después de muertos.

PERIBÁÑEZ: Yo me ofrezco, prenda mía,
a saber este abecé

(...)

© Juegos de palabras

| Otros juegos de palabras relacionados con el abecedario | Más juegos de palabras |