Juegos de palabras
Está en > Juegos de palabras > Palabras con tilde

PALABRAS CON TILDE

CONCEPTOS BÁSICOS

ACENTO PROSÓDICO O DE INTENSIDAD

El acento prosódico es la mayor intensidad con que se pronuncia una sílaba dentro de una palabra. Por eso se denomina también acento de intensidad.
Dentro de una palabra la sílaba que se pronuncia con más fuerza es la sílaba tónica. Por ejemplo en la palabra «candelabro» la sílaba tónica sería «la». Las demás sílabas no llevan acento y se denominan sílabas átonas. En el ejemplo anterior las sílabas átonas serían «can», «de» y «bro».


TIPOS DE PALABRAS SEGÚN EL ACENTO

- Una palabra es AGUDA cuando su sílaba tónica es la última, por ejemplo «tapón».
- Una palabra es LLANA O GRAVE cuando su sílaba tónica es la penúltima, por ejemplo «futuro».
- Una palabra es ESDRÚJULA cuando su sílaba tónica es la antepenúltima, por ejemplo «árboles».

Para recordar esta terminología podemos utilizar la siguiente regla nemotécnica: «ELLA»

ANTEPENÚLTIMA PENÚLTIMA ÚLTIMA
E LL A
ESDRÚJULA LLANA AGUDA
ár-bo-les fu-tu-ro ta-pón

Ejemplos de palabras agudas, llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas


TILDE (´)

La tilde o acento ortográfico es una rayita inclinada (´) que se escribe sobre la vocal de la sílaba tónica de algunas palabras.


REGLAS GENERALES DE ACENTUACIÓN

Se escribe la tilde o acento ortográfico sobre la vocal de la sílaba tónica en los siguientes casos:

- Las palabras agudas llevan tilde en la vocal de la sílaba tónica cuando terminan en vocal, -n, o -s.
Ejemplos: cantaré, cajón, además, camión, balcón, tapón, galán. (Más ejemplos de palabras agudas).

- Las palabras llanas llevan tilde en la vocal de la sílaba tónica cuando terminan en consonante que no sea -n, ni -s.
Ejemplos: árbol, Cádiz, álbum, ámbar. (Más ejemplos de palabras llanas).

- Todas las palabras esdrújulas llevan tilde en la vocal de la sílaba tónica.
Ejemplos: bárbaro, pájaro, ábaco, héroe, ídolo, órdenes, espátula, éxtasis, tarántula, páncreas, océano, fantástico, caótico, término, cárceles, carátula, lágrima, teléfono, informática, enciclopédico, árboles, esdrújula, sílaba, cántaro, página, sábado, rápido, libélula, cálido, música, túnica, matemáticas, pólvora, ridículo, estético, periódico, helicóptero, núcleo, polígono, aromático, sépalo, pétalo, sarcófago, pentágono, párroco, olímpico, mágico, trágico, mímica. (Más ejemplos de palabras esdrújulas).


ACENTUACIÓN DE MAYÚSCULAS

Las mayúsculas llevarán tilde si les corresponde según las reglas anteriores.
La Real Academia Española nunca ha establecido normas en contrario.
Ejemplos: Ángel, ÁLBUM, BÁRBARO.


ACENTUACIÓN DE MONOSÍLABOS

Los monosílabos generalmente no llevan tilde.
Ejemplos: a, bien, con, dar, en, fe, gris, mal, pie, sol, un, yo.
Constituyen una excepción a esta regla los monosílabos que llevan tilde diacrítica.



TILDE DIACRÍTICA

Se denomina tilde diacrítica a aquella que permite distinguir palabras que se escriben igual pero pertenecen a categorías gramaticales diferentes.


TILDE DIACRÍTICA EN MONOSÍLABOS

(pronombre personal)
¿Tú lo sabes?
tu (posesivo)
Lleva tu cartera.
él (pronombre personal)
Él se marchó.

el (artículo)
El niño juega en el jardín.

(pronombre personal)
Me lo han dado a mí.

mi (posesivo)
Dame mi compás.

(forma del verbo dar)
Quiero que me lo dé.

de (preposición)
Vengo de Madrid.

(forma de los verbos saber y ser)
Creo que lo sé. Sé bueno.

se (pronombre personal)
Se estudió toda la lección.

(sustantivo)
Tomaremos una taza de té.

te (pronombre personal)
Te voy a regalar un libro.

más (adverbio de cantidad)
Ya no puedo más.

mas (conjunción adversativa)
Ya he comido, mas voy a repetir el postre.

(adverbio de afirmación y pronombre personal)
Sí, yo lo hice. Sólo piensa en sí mismo.

si (conjunción adversativa)
Si yo fuera rico...

ó (conjunción disyuntiva, cuando se escribe entre dos cifras, para diferenciarla del cero)
Se llevaron 2 ó 3.

o (conjunción disyuntiva)
Se llevaron dos o tres.


TILDE DIACRÍTICA EN DEMOSTRATIVOS

éste, ése, aquél
ésta, ésa, aquélla
éstos, ésos, aquéllos
éstas, ésas, aquéllas

(pronombres demostrativos)

Esos regalos son los tuyos, pero no éstos.
Aquéllos son los vencedores.
Mi libro es ése.

este, ese, aquel
esta, esa, aquella
estos, esos, aquellos
estas, esas, aquellas

(determinantes demostrativos)

Esos regalos son los tuyos.
Aquellos niños ganaron.
Dame ese libro.

Las formas neutras de los pronombres demostrativos (esto eso y aquello) se escriben siempre sin tilde.


TILDE DIACRÍTICA EN INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS

Llevan tilde adónde, dónde, cómo, cuál, cuándo, qué, quién (y sus plurales) cuando expresan sentido exclamativo o interrogativo, como sucede en oraciones interrogativas o exclamativas: ¿Qué quieres? ¿Dónde vas? ¡Cuándo llegará! ¡Cuántos problemas! ¿Quiénes son?

También llevan tilde adónde, dónde, cómo, cuál, cuándo, qué, quién (y sus plurales) cuando introducen oraciones interrogativas o exclamativas indirectas: Le preguntó cuáles eran los inconvenientes. Cuando lo capturaron quisieron saber qué estaba haciendo allí. ¿No sabes dónde está tu hermano?


OTROS CASOS DE TILDE DIACRÍTICA

sólo (adverbio cuando existe riesgo de ambigüedad)
Aguardó sólo tu llegada.
solo (adjetivo)
Aguardó solo tu llegada.
aún (cuando equivale a todavía)
Aún no ha llegado.

aun (cuando equivale a aunque, hasta, también, incluso o siquiera, con la negación ni)
Aprobaron todos, aun los que no estudian nunca. Puedes quejarte y aun negarte a venir, pero al final iremos. Ni aun de lejos se parece a su hermano. Aun conociendo (= aunque conoce) sus limitaciones, decidió intentarlo.


EL VIDRIERO Y LAS MONAS

Pedro Calderón de la Barca

De una dama era galán
un vidriero que vivía
en Tremecén, y tenía
un grande amigo en Tetuán.
Pidióle un día la dama
que a su amigo le escribiera
que una mona remitiera.
Y como siempre quien ama
se desvela en conseguir
lo que su dama le ordena,
por escoger una buena,
tres o cuatro envió a pedir...
El tres o cuatro escribió
en guarismo, el majadero;
y como es allí la o cero,
el de Tetuán leyó:
«Amigo para personas
a quien tengo voluntad
ruego al punto me enviad
trescientas y cuatro monas».
Hallóse obligado el tal;
pero mucho más se halló
el vidriero cuando vio
contra su frágil caudal,
dentro de muy pocos días,
apearse con estruendo
trescientas monas haciendo
trescientas mil monerías.

¿Me quieren decir por qué
en tamaño y esencia,
hay esa gran diferencia
entre un buque y un buqué?
¿Por el acento?. Pues yo,
por esa insignificancia,
no concibo la distancia
de presidio a presidió
ni de tomas a Tomás,
ni de topo al que topó
de un paleto a un paletó, 
ni de colas a Colás.

(fragmento de «El idioma castellano» de Pablo Parellada «Melitón González»


El vino de Jerez.
Él vino de Jerez

¿Compraron aquéllos muebles?
¿Compraron aquellos muebles?

Aguardó solo tu llegada.
Aguardo sólo tu llegada.


En esta curiosa frase todas las palabras llevan tilde:
Tomás pidió públicamente perdón, disculpándose después muchísimo más íntimamente. (9 palabras)

© Juegos de palabras