Está en > Juegos de palabras > Chistes > Chistes con juegos de palabras


CHISTES CON JUEGOS DE PALABRAS

«A fin de cuentas todo es un chiste»
Charles Chaplin, «Charlot»

- Yo antes era muy indeciso, ahora ya no estoy tan seguro.

- ¿Te resulta fácil tomar decisiones?
- Sí y no.


- Todo aquel que defiende una verdad absoluta es un imbécil.
- ¿Está usted seguro?
- ¡Completamente!

- ¿Qué le molesta más, la ignorancia o la indiferencia?
- ¡Ni lo sé, ni me importa!


DE IDIOMAS

Desde Irlanda escribe un muchacho a su padre:
- Estoy hecho un lío, no aprendo nada de inglés y estoy olvidando el español.
Le contesta el padre:
- Vuelve inmediatamente antes de que te quedes mudo.

En una cacería de zorros, el zorro consigue despistar a todos los perros menos a uno. Cuando intenta escapar choca con el perro y se disculpa:
- I'm sorry.
El perro, asustado, contesta:
- I'm perri...


En una entrevista de trabajo:
- ¿Habla usted inglés?
- No, pero lo escucho muy bien.

- ¿Cómo se escribe «nariz» en inglés?
- No sé.
- ¡Correcto!


- ¿Dónde vas?
- Al cine.
- ¿Qué vas a ver?
- Quo vadis.
- ¿Qué significa?
- ¿Dónde vas?
- Al cine.
- ¿Qué vas a ver?
- Quo vadis.
- ¿Qué significa?
- ¿Dónde vas?
(...)
(Enviado por José Nieto de Montevideo, Uruguay)

- Un gato persigue a dos ratones. Uno de los ratones se para y grita:
- ¡Guau!, ¡guau! y entonces el gato se aleja corriendo.
Los ratones comentan entre ellos:
- ¿Te das cuenta de la importancia de saber idiomas?
(Enviado por Kevin Piña Alor)


Se encuentran dos andaluces y le pregunta uno al otro:
- Oye «quillo», ¿cómo se «dise» uno en «inglé»?
- Uan.
- Anda... como mi primo.

- ¿Qué significa «pas encore» en francés?
- Pasa un cura.
- ¡Todavía no!
- Pues ya pasará.


¿Qué le dice un jaguar a otro jaguar?
- How are you?

- ¿Cómo se dice bulto en francés?
- ¿Paquet?
- «Pa' saberlo».

¿Qué le dice un lobo a otro lobo?
- I love you.


EN LA FARMACIA

- Tiene pastillas para hacer caca.
- Se nos han terminado,... pero se la podemos dar ya hecha.


DE VIAJES

Dos amigos viajan en tren y uno de ellos se asoma a la ventanilla:
- ¡Ay!
- ¿Qué te pasa?
- Que me ha entrado una carbonilla en el ojo.
- ¡Pero si este tren es eléctrico!
- ¡Pues habrá sido un voltio!

En la taquilla de una estación de tren:
- Por favor, ¿puede darme un billete para Villegas?
- Lo siento, se han agotado.
El señor se da media vuelta y le dice a su amigo:
- Villegas, te has quedado sin billete.


Un caníbal viaja en avión y le dice la azafata:
- Señor, ahora mismo le traigo el menú.
Y dice el caníbal:
- Mejor tráigame la lista de pasajeros.
(Enviado por Silvia Galera Esteban)

Dice un niño a su padre:
- Papá, ¡yo no quiero ir a América!
- ¡Calla niño y sigue nadando!


Dos aceitunas van en moto, en una curva se cae una de ellas...
- ¡Ay!, creo que me he roto un hueso.
- ¡Cómo te vas a romper un hueso si estamos rellenas de anchoas!


DE ROMANOS

- Ave, César.
- Pasa está «bierto».

- César, nos hemos quedado sin centuriones.
- Pues poneos los tirantes.


- Ave, César, las centurias de Cayo Tulio y Cayo Aurelio han cercado nuestro castillo.
- Pues que preparen el agua para los callos.
(Enviado por Patricia Suárez Medina, 9 años)


DE INDIOS

- iQue vienen los indios!
- ¿Cuántos son?
- Mil uno.
- ¿Cómo los has contado tan rápido?
- Es que viene uno delante y unos mil detrás.

- iQue vienen los indios!
- ¿Qué son amigos o enemigos?
- Deben de ser amigos, porque vienen todos juntos.
(Enviado por Alvaro Beñaran)


- iQue vienen los indios!
- ¿Qué vienen en son de paz o en son de guerra?
- Me parece que vienen en son de «cachondeo», porque vienen todos pintados.


DE SORDOS

Un niño entra en una tienda gritando:
- ¡Por favor, déme un...!
- Niño, no grites que no estoy sordo, ¿de qué marca dices que quieres las galletas?

Dos viejecitas, un poco sordas, merendando el día de Nochebuena.
- ¡Esta leche no está buena!
- ¡Y mañana Navidad!


Se encuentran dos amigos, uno de ellos era sordo y el otro comienza a hablarle por señas. El sordo le dice al amigo:
- No me hagas señas, porque me he puesto un aparato nuevo que me permite escuchar estupendamente. Fíjate cómo será que en la orilla del mar oigo el rumor de las olas y cuando paseo por la alameda escucho caer las hojas.
El amigo sorprendido le pregunta:
- ¿Y cuanto te ha costado?
Contesta el sordo:
- Anoche a las diez y media.

© Juegos de palabras